Enrico Chapela Obra Bio Prensa Contacto Cambiar Idioma  

Enrico Chapela

Melate Binario
Mengambrea
Lo Nato es la Neta
Ínguesu
Li Po
Crucigrama
Dan-Son
Acoussence
Ruido Negro
 
 
 
 
 
 
 

 

Vertex Aspectario

Selene


Vertex Grafica

 

 

Escuchar
Partitura
Booklet
Booklet
Reconocimientos
 

 

VERTEX / SELENE / QUIRÓN / NODO NORTE DE LA LUNA

SELENE

MITOLOGÍA: Se cuenta que Selene, diosa de la Luna, era hermana de Helios, dios del Sol y que su tarea era iluminar los cielos durante la noche. Hasta que una noche clara divisó al pastor Endimión dormido en el monte, prendada por su belleza, abandonó su puesto en el cielo para irse a recostar junto a él. Zeus enfurecido al ver al mundo en tinieblas por culpa de Selene, castigó a Endimión a dormir eternamente. Selene logró, después de muchos ruegos, que Zeus le consintiera visitar a su amado una noche entera al mes, conformándose el resto de las noches con visitarlo a ratos o acariciarle desde lo alto.

ASTROLOGÍA: La luna circunda a la Tierra y se mueve por nuestro cielo con mayor velocidad que los planetas más lejanos. Por ello la Luna representa la cotidianidad, la vida personal. También está ligada a patrones emocionales del pasado adquiridos durante la primera infancia. La luna en Aries promueve los sentimientos a estar más a flor de piel y establece la necesidad de aprobación femenina. La conjunción de la Luna con el estable y paciente Tauro al medio cielo provoca que las aspiraciones y metas sean construidas pacientemente y contengan un fuerte contenido emocional, ya que Tauro es un signo de polaridad femenina. Esto se relaciona con el afectuoso y generoso ascendente Leo, con el cual ambos tienen cuadratura. El aspecto de la Luna con el Sol, al estar en conjunción con Venus, cristaliza al ego y al amor en una unidad que habrá de expresarse simultáneamente, resonando con las cualidades amistosas y humanitarias de Acuario. También en conjunción con Venus está Ceres, cuyo arquetipo es la madre, diosa de la nutrición. El sol, Venus y Ceres forman una triple cuadratura con la luna y el medio cielo, y una triple oposición al ascendente, creando un gran triángulo rectángulo a cuya cúspide se opone Vesta, diosa del hogar y la familia. A todas estas influencias de carácter femenino se agrega el dios Neptuno, soberano de los  mares y la música que es la “octava” superior de Venus por lo que se le considera como energía venusina refinada. El aspecto que Neptuno tiene con la luna conecta al mundo de los sueños con la cotidianidad, y el trino que tiene con el ascendente permite a la inspiración encontrarse con la expresión. El otro trino de Neptuno, pero con Venus, unifica al dios de la música con la diosa del arte y la belleza.

RESUMEN: Madre, cotidianidad, nutrición, familia, generosidad, paciencia, amor,  feminidad, emoción, sueños, inspiración, expresión, arte, belleza.

Mi vida cotidiana es un entorno totalmente femenino. Vivo con mi madre, mi tía y esporádicamente con mi hermana. Es mi madre quien, con su generosidad y paciencia, ha permitido que mis sueños tengan tiempo de encontrar la inspiración y que mis emociones y feminidad hallen su expresión mediante el arte. El amor familiar es esa inagotable fuente de nutrición que surge de mi entorno para filtrarse en mi quehacer cotidiano, en mi profesión misma. No soy compositor por casualidad, es así que expreso mi feminidad, mi fecundidad.
Este movimiento está basado en una danza para coro femenino de teatro griego que en “Equinoccio” representaba el ocaso del Sol ante el alba de la Luna.


A mi madre.